Victorino de la Plaza

Victorino de la Plaza nació en la ciudad de Salta el 2 de noviembre de 1841.

Estudió Derecho en la Universidad de Buenos Aires, donde se graduó en 1868. Colaboró más tarde con Vélez Sársfield en la redacción del Código Civil.

Comenzó su carrera como funcionario al ser procurador del Tesoro en los gobiernos de Sarmiento y ministro de Hacienda del presidente Avellaneda en 1875, cargo del que se apartó en 1880 al haber sido elegido diputado nacional en representación de su provincia natal.

Más adelante fue ministro de Relaciones Exteriores, de Culto y de Hacienda en la presidencia del General Roca. comisionado para el arreglo de la deuda externa en el gobierno de Juárez Celman Por pedido de Carlos Pellegrini viajó a Europa en más de una oportunidad para negociar el problema de la deuda externa.

Ministro de Justicia e Instrucción Pública en la presidencia de Luis Sáenz Peña, y nuevamente ministro de Relaciones Exteriores en 1908 con la presidencia de Figueroa Alcorta.

Electo vicepresidente de la República, cargo que asumió el 12 de octubre de 1910, El 9 de agosto de 1914 el presidente Roque Sáenz Peña murió y Victorino de la Plaza ocupó la presidencia de la República.

El comienzo de la Primera guerra mundial trajo como aparejado la baja de la exportaciones y el crecimiento de los interese norteamiericanos en el país. En el desempeño del cargo mantuvo al país en la neutralidad al producirse el estallido de la guerra. El flamante presidente ante el acontecimiento que conmocionaba al mundo , ordenó el cierre de la Caja de Conversión a fin de evitar la evasión de oro, y creó la Dirección de Industrias a fin de promover la fabricación de los productos que se podían importar de Europa.

A pesar de que Argentina no intervino, se vio en alguna medida involucrada cuando Gran Bretaña quiso apresar un barco argentino, el "Presidente Mitre", frente a las costas patagónicas aduciendo que entre sus pasajeros había alemanes. Victorino de la Plaza protestó enérgicamente, y el buque fue devuelto.

En 1915 se instalan en el país Armour que realiza un gran frigorífico en la ciudad de Berisso , también se instalas Kodak el laboratorio Parke Davis, la fábrica de ascensores Otis y la empresa Merck.

El gobierno de De la Plaza fue un protector de  la industria nacional, afectada por la falta de materias primas se prohíben  las exportaciones de chatarra, hilado e hilo de coser. Durante 1916 se recupera un poco el comercio exterior pero se mantendrá bajo hasta el final de la guerra. 

Antes de dejar el mando en 1816, Victorino de la Plaza tuvo que realizar otro importante reclamo, esta vez a las autoridades francesas, a raíz de la toma del barco argentino "Curumalán", en el puerto de Cardiff (Gran Bretaña).

Sin lugar a dudas, el acontecimiento político más importante de 1916 fue la elección presidencial, ya que marcó el fin de una época de fraude electoral, y el comienzo de la democratización de la vida política. Se aseguró la realización de las primeras elecciones presidenciales en las cuales se aplicó la ley del sufragio hecha sancionar por Sáenz Peña. El 12 de octubre de ese año hizo entrega del mando a Hipólito Irigoyen.

Victorino de la Plaza falleció en Buenos Aires el 2 de octubre de 1919.  

 

El primer escribano que ocupó el sillón de Rivadavia

El Estadista Silencioso


Volver