Campamento Vespucio

Ubicación:

Campamento Vespucio está ubicado al norte de la provincia de Salta, a 60 km. aproximadamente de la frontera con el vecino país Bolivia. La Ruta Nacional 34 corre muy cercana a nuestra población, atraviesa más específicamente el Municipio de Gral. Enrique Mosconi (ubicado a 8 Km.) Esta carretera se posiciona en una zona de transición, estableciendo un límite entre dos regiones por un lado las Yungas Argentinas (“selva tucumano – oranense o tucumano - boliviana) cuyo primer escalón es la Selva Pedemontana con condiciones de humedad considerable, se registran más de 1000 mm de precipitaciones anuales, de ocurrencia estacional y de tipo torrencial; y por otro, el Chaco Salteño, de clima más seco, suelo semiárido, vegetación más escasa, compuesta por arbustos y árboles como el algarrobo, el quebracho, etc.

Como llegar:

Ahora bien, la ciudad de Gral. Enrique Mosconi se encuentra a la vera de la ruta, o más bien atravesada por ella, para llegar a Campamento Vespucio hay que entrar a la ciudad y penetrar hacia el Oeste, a medida que lo hacemos vemos cómo el paisaje se va transformando, a simple vista observamos que éste se encuentra enmarcado por cerros de considerable altura; el suelo comienza a mostrar un declive más pronunciado a medida que avanzamos. Y entramos a lo que muchos llamaron un paraíso en el norte argentino, poblado construido sobre las sierras mismas, que ofrece un microclima especial muy agradable en verano como en invierno.

Hidrografía: Cruza el Campamento por su sector Norte la Quebrada de Galarza, hacia el oeste se encuentra el Aguay distante a 17 km, donde está emplazada la toma de agua potable para la población.

Orografía: la localidad está atravesada por las serranías de Aguaragüe que afloran en las proximidades de Gral. Ballivián y prosiguen hacia el norte internándose en la República de Bolivia.


Historia de Vespucio

Para contar la historia de Vespucio debemos nombrar a algunos hombres a quienes el devenir de la historia los puso como protagonistas. En primer lugar el Señor Carmelo Santerbó, quien fue el descubridor del petróleo en la zona, enfermo y empobrecido, a fines de 1906, transfiere sus minas petroleras a Don Francisco Tobar quien así obtuvo, el cateo de “Quebrada de Galarza”, de donde extraía el oro negro con baldes. Hasta que en 1910 envió un tambor a la Exposición del Centenario de la Revolución que se celebraba en Buenos Aires.

Este admirable gallego, había volcado sus esfuerzos y capital personal perforando pocos pozos petrolíferos en el flanco oriental, sondeos que fueron estériles.

En aquella época también explotaba el área la Compañía Standard Oil, la que entró en litigio con Tobar por superposición de cateos, por lo que éste se unió con YPF, cediendo sus derechos en Setiembre de 1927. El primer pozo de YPF en el norte es el V- 1 de Mina República Argentina (actualmente Campamento Vespucio) que se inició el 01/06/28 y se terminó el 12/09/28. A los 404 m de profundidad se encontró una capa surgente de petróleo de 30 m3/d de producción.

En el Año 1929 se inaugura la destilería de Campamento Vespucio, montadas para las necesidades de Subproductos del nuevo Yacimiento que luego eran vendidos a Tucumán, Salta y Jujuy enviándose por ese año el primer cargamento de petróleo en vagones tanques a Santa Fe.

Al incrementarse las actividades de la empresa, con oficinas centrales en Campamento Vespucio, el movimiento que generó incrementó el desarrollo del campamento. El mismo había nacido con el nombre “Mina República Argentina”.

Los primeros trabajadores del petróleo emplazaron sus viviendas en forma precaria. Ese puñado de hombres, bajo la dirección del doctor Pascual Sgrosso, vivía en carpas y casillas. Las torres que hacían realidad el Yacimiento Vespucio se encontraban alrededor del campamento.

Era una época realmente difícil, sin embargo, el empuje fue siempre creciente. El doctor Ricardo Lona luchaba contra las enfermedades endémicas, como el paludismo, que minaban la salud de los perforadores. La selva estaba en las puertas de las casas y había que parapetarse en ella contra víboras, arañas y mosquitos.

Posteriormente, a los primeros pobladores fueron sumándose gente venida desde Plaza Huincul y Comodoro Rivadavia. Ya a un lustro de su fundación había casas de un villorrio y se irguieron los tres primeros chalets en la entrada del campamento.

La administración se instaló en el año 1929 en Embarcación, a cuyo frente actuó el Ingeniero Julio Ayala Torales; más tarde, se trasladó la misma a la ciudad de Tartagal, corría el año 1932, su dirección estuvo a cargo del ingeniero Carlos Campodónico. Posteriormente, en el transcurso del año 1936 se desplazó a Vespucio, donde funcionó en casas ubicadas frente a lo que es hoy el Club Social.

YPF a la par de su crecimiento, fue construyendo confortables residencias. La Gran Empresa otorga a su personal viviendas modernas provistas de energía eléctrica, agua, gas y todas las comodidades que hacen más grato el quehacer diario de la población y de los agentes.

Con el pasar de los años y el crecimiento de la empresa el pueblo llegó a conformar una pequeña comunidad con innumerables comodidades para los empleados, instalaciones deportivas y sociales, mercado, proveeduría, hospital, etc.

Vivienda de personal superior en
Campamento Vespucio.
Actualmente Casa de la Provincia

Hospital 1938
Proveduría YPF
Iglesia

Primeros Pobladores

El primer poblador de la zona de influencia de Vespucio fue el Señor Recaredo Fernández que se dedicaba al negocio de la madera.

El Señor Francisco Tobar se instaló en el campamento entre los años 1895 y 1900.

En el año 1925, la compañía de petróleo “Standard Oil”, levantó reducidas comodidades para oficinas y viviendas de su personal en Lomitas, parte alta del Campamento Tablillas.

El primer personal de YPF, digno de destacar pues luchó contra lo inhóspito del terreno, creó y contribuyó al engrandecimiento de la empresa y a la prosperidad de nuestro pueblo, fue el siguiente:

Jefe de Campamento: Ingeniero Pascual Sgrosso.
Delegado Contable: Sr. Héctor Giménez.
Encargado Administrativo: Sr. Paulino Valdiviezo.
Jefe de Almacenes: Sr. Nidol.
Primer Chofer: Sr. Ramón Ramírez.
Primer Contratista: Sr. Francisco Prieto.
Primera Directora: Sta. Gallegos Álvarez.
Primer Maestro: Sr. Martín Tapia.
Primer Encargado del Destacamento Policial: Sr. Francisco Rada.

Pozo N° 1 Entró en producción por surgencia el 11/09/28
Exploradores abriendo picadas y caminos para la conducción de materiales a sus yacimientos
No se quiere lo que no se conoce - no se defiende lo que no se quiere...
Todos los derechos reservados portaldesalta 2010/2016