Guillermo "Pajarito" Velarde Mors

ació en Cerrillos, Provincia de Salta, el 8 de diciembre de 1895, del matrimonio de Juan Emeterio Velarde y Matilde Mors y fue el segundo de los siete hijos del matrimonio.

Hizo la primaria en la escuela Zorrilla, en calle España al 700, y el secundario en el Colegio Nacional, en aquel entonces en calle 20 de Febrero, donde obtuvo el bachillerato.

Matilde Mors de Velarde (Madre de Pajarito)

Se fue a Buenos Aires a estudiar Abogacía, pero abandonó para iniciar Odontología, que también dejó. Intentó inscribirse en Medicina, en Córdoba, aunque tampoco consiguió terminar: la caída de sus ingresos, tras la muerte de su padre, en 1922, lo trajo de regreso a Salta con otro “diploma” entre sus manos: el de “Campeón de baile de Tango”, ganado en las lides milongueras. También había adquirido un refinado gusto artístico (reflejado en el mobiliario de su casa), logrado durante su estadía en Buenos Aires donde se empapó del movimiento la “Belle Epoque”.

“Pajarito”, se ganó ese sobrenombre por su figura espigada, su pulcritud, y – por sobre todo- , por “su temperamento inquieto”..., fue: Profesor de Tango (1922), periodista del Diario “EL INTRANSIGENTE” (1930), propietario y director de los periódicos “Salta” y “Tradición y Cultura” (de hermosa presentación, contenido seleccionado (de material de lectura), pero de publicación efímera y de poca circulación, ya que se fundieron al poco tiempo de aparecer).

Juan Emeterio Velarde (Padre de Pajarito)

También trabajó desde 1932 en el Banco de la Provincia de Salta, haciendo carrera y jubilándose, como Secretario General del Directorio.

Además incursionó en los deportes: jugó y ganó varios torneos de tenis, fue pelotari, uno de los primeros dirigentes de: tenis y básquet en Salta, fomentó el atletismo, hizo automovilismo pero...; fue un excéntrico que mayormente, se movilizaba “en bicicleta”…

Creó y presidió la “Sociedad de los Amigos del Arte” que, entre 1936 y 1952, suplió la falta de una Casa de la Cultura en Salta. Esta institución gestionó y posibilitó la presencia y actuaciones de numerosos músicos, bailarines y cantores nacionales y extranjeros, entre ellos, en 1949 hizo actuar, en el Teatro Victoria de la Capital provincial a “Los Niños Cantores de Viena”.

También, allí deliberaron y se expidieron, numerosos jurados de certámenes literarios y plásticos de Salta, y provincias vecinas.

Juan José Botelli, Jorge Luis Borges y Pajarito Velarde Mors

Esta “Sociedad de los Amigos del Arte” ayudó y patrocinó la publicación y difusión de temas musicales y libros de autores salteños.

Entre los solistas y compositores musicales nacidos en “Pueyrredón 106” merecen especial mención los Conjuntos Folklóricos de: Los Fronterizos” (Juan Carlos Moreno, Carlos Barbarán Alvarado (reemplazado luego, por César Isella), Gerardo “Negro” López y Eduardo Madeo)  quienes,  muchas veces, ensayaron allí y a los que, “Pajarito” y Eduardo Falú, (mediante sus conexiones) les abrieran las puertas hacia la fama y también, Los Cantores del Alba (integrado por: Tomás “Tutú” Campos, Gilberto Vaca, Gozález Lobo, Javier Pantaleón y Horacio Aguirre (reemplazando a González Lobo) que, nacieron como Conjunto en esa casa ya que, “Pajarito”,  fue el padrino artístico de ambos grupos.

También, eran asiduos concurrentes a las tertulias: Eduardo Falú, Gustavo “Cuchi” Leguizamón, José Juan Botelli, César Fermín Perdiguero, Hernán Figueroa Reyes, José Ríos, Julio Espinoza, Julio Díaz Villalba, Don Juan Carlos Dávalos y sus hijos: Jaime, Ramiro, Arturo, Juan Carlos “Baica” y María Eugenia, Miguel Ángel Pérez, Raúl Aráoz Anzoátegui, Jorge Calvetti, “Carybé” (Héctor Paride de Bernabó), Raúl Brié, Luis Pretti, Guillermo “Ucururo” Villegas, “Pajita” García Bes, y ... todos los poetas, músicos, artistas y bohemios que alguna vez vivieron o visitaron Salta

 

MUSEO Pajarito Velarde

sta Casa-Museo funciona en una típica construcción colonial, que se distingue por tener una ventana de madera en una esquina sin ochava..., techos de caña, vigas de quebracho, tejas “musleras” (que se fabricaban sobre los muslos de las piernas), paredes de adobe, y... una antigüedad superior a los 300 años, Se calcula que la casa fue construida a finales de 1700.

Fue la morada (por casi cuatro décadas) de “Pajarito Velarde”, Guillermo “Pajarito” Velarde Mors, quién fuera: “El mayor anfitrión”..., “Un consumado bohemio”..., y “El mecenas no rico” de esos años...(toda la obra cultural la solventó con el sueldo que ganaba trabajando en un banco).

En “Pueyrredón 106”, se reunían – a diario - los que llegaron a ser los más afamados poetas, músicos, compositores, pintores, deportistas, artistas..., que llevaron el nombre de Salta por las rutas y escenarios del país y del mundo.

Con los Fronterizos en su formación

Comenzó alquilando su vivienda de “Pueyrredón 106” en 1930, y fue su único propietario desde 1940 hasta el 2 de agosto de 1965 en que falleció de un infarto a los 69 años de edad luego,  la propiedad,  fue adquirida a los familiares, después del juicio sucesorio (que duró nueve meses) por Roberto Romero, propietario del Diario “El Tribuno” (con todo lo que contenía adentro), y convertida en la única Casa-Museo de Salta, con el nombre de Museo Folclórico “Pajarito” Velarde”, el 22 de Abril de 1966.

 “Pueyrredón 106” fue el sitio de “reunión obligado” de todo aquel que visitara la ciudad. Por eso, desde sus primeros años y sobre todo, de 1950 en adelante,  corría una frase que decía así:

           "QUIEN NO CONOCIÓ “PUEYRREDÓN 106”,
                          NO CONOCIÓ SALTA..."

Por tal motivo, llegaron allí, y quedaron plasmados en muchos de los libros de firmas (que “Pajarito” coleccionó), numerosos artistas y personalidades famosas, cada una, dentro de sus géneros. Tal es el caso de los actores: Ángel Magaña, Enrique Muiño, Sebastían Chiola, Francisco Petrone, Amelia Bence…,  con motivo de la filmación de la película “LA GUERRA GAUCHA”, rodada en Salta, (en la Quebrada de Escoipe),  entre Diciembre de 1941 y Febrero de 1942, meses durante los cuales, el Director Lucas Demare, los actores y técnicos de la misma, hicieron de “Pueyrredón 106”, su “cuartel de operaciones”, allí  en las noches, mientras ajustaban los  detalles técnicos de la filmación, bebían el vino de Pajarito… y escuchaban a los músicos y poetas que habitualmente iban a la casa para componer, ensayar o pasarla bien.

La Casa, fue una “casa de puertas abiertas”, llena de melodías que, se podía oír desde la mañana a la noche….

También pasaron por “Pueyrredón 106” : Tito Lusiardo (actor y amigo de Carlos Gardel) , Edgardo Donatto y Julio De Caro (tocando con sus orquestas completas de tango en 1942), Armando Bó, Silvina Roth, Curt Lange (musicólogo latinoamericano, 1952), los poetas:  Jorge Luis Borges y María Vázquez (1964), Conrrado Nalé Roxlo (1950), José Pedoni (1938), Alberto Vacarezza (1959), el poeta español León Felipe (1948), Atahualpa Yupanqui ( que durmió 60 días en un catre de tientos que aún se conserva), Mario Clavel (cantante de boleros), los Conjuntos Folclóricos: “Los Hermanos Ábalos”, “Los Quilla Huasi”, “Los Arroyeños” Julio Martínez Oyanguren (guitarrista uruguayo) , Abel Fleury, Curt Langue, la bailarina de flamenco y tango Angelita Vélez (1952), los Compositores: Fernando Ochoa, Ariel Ramírez,  en 1948 cuando se compuso la letra de la Zamba “La Tristecita”) , Nicanor Zabaleta, Antonio Rattín (nº 5 de Boca Juniors - 1964), los Equipos Completos (jugadores y dirigentes) de: “La Máquina” de River Plate (1946) y “Los Profesores” de Estudiantes de La Plata (1931). Enrique Llamas De Madariaga (1964), y  muchos más, que fueron pilares de la cultura nacional en ese momento.

En la Casa-Museo se guardan varios objetos Históricos y “curiosos” (como un yerbero realizado con los órganos genitales de un toro, o un escanciero fálico (que fue, “el vaso iniciático”, de todo hombre que quisiera formar parte de “ese” grupo de bohemios…), vestimentas, objetos y armas aborígenes, armas del 1800,  instrumentos musicales de distintas facturas (europeos, americanos, africanos), “su cama” (tallada a mano, en madera  de palo santo ), vitrolas, libros (muchos autografiados o primeras ediciones, que le fueran regalados por los propios autores), una colección de 1487 discos de pasta, (entre la que se encuentran una de las Colecciones más completas del Noroeste Argentino de Carlos Gardel), y un sombrero que, según cuentan, -El Zorzal Criollo”-, le regalara a “Pajarito” en Tucumán allá por 1919, también hay animales embalsamados, y muchos objetos variopintos más.

 

                   El Museo está situado en calle Pueyrredón 106 esquina España.
                   Puede ser visitado de :
                   Lunes a Viernes, de 10.30 a 14.00 y de 15.30 a 18.00 hs.
                   Sàbados;  de 10.30 a 14.00 hs
                   Domingos y Feriados: CERRADO                
                   Teléfono: (0387) – 4212921
                   e-mail: museopajaritovelarde@yahoo.com.ar

 

DON GUILLERMO “PAJARITO”  VELARDE MORS
“ASÍ LO RECUERDO”

                                                                         POR: RAMÓN CLAUDIO REYES VACA

Desde que tengo uso de razón, recuerdo que, la casa de mis queridos padres era visitada, con frecuencia, por diferentes personalidades de la cultura y las artes, debido a que, mi difunto padre: Don Carlos Reyes Gajardo, fue un apasionado investigador de la historia, las costumbres y el folclore de nuestra Salta y las provincias del Noroeste Argentino.-

Pajarito Velarde

Entre esas personalidades, yo recuerdo a Don Guillermo Velarde Mors, al que, en aquella Salta de antaño apodaban “Pajarito”, desconociendo yo,  los motivos de tal apelativo.-

Cabe aclarar que en mi niñez, no pude enterarme jamás de los temas conversados entre mis padres y sus ilustres visitantes ya que, a los chicos no se nos permitía escuchar las charlas ni las cuestiones en las reuniones de los adultos.

De esa época recuerdo que, en algunas tertulias familiares, dos de los visitantes solicitaban mi presencia…, ellos eran: el Dr. Gustavo Leguizamón y Don Manuel J. Castilla, el motivo de ese requerimiento era que  les gustaba improvisar coplas gauchescas, a las que yo, solía contestar improvisando y con desenfado inmediatamente. Por ese entonces, yo cursaba mis estudios primarios en la escuela de “Nogalito” (en Yatasto adentro, Dpto. de Metán, Provincia de Salta).-

Pero fue en el año 1960, en el que vine a Salta Capital, para cursar mis estudios Secundarios en el “Colegio Nacional”donde, tuve la suerte de tener un prestigioso grupo de profesores: el famoso “Negro” Ramos, el Dr. Gustavo Leguizamón, José Antonio Saravia Toledo, Federico Castellanos h., Teresa Cadena de Hessling, quién fuera gran admiradora de la obra de mi padre, y también, una de las glorias viviente de aquellas épocas el Maestro José Juan “Coco” Botelli , profesores todos ellos, con los cuales me unía una respetuosa relación donde, como alumno, de todos ellos solo recibí buenos y atinados consejos.

También, por esos años,  debuté en el fútbol, en la  6ª División del Club Atlético Central Norte. Épocas doradas del fútbol salteño, con la famosa selección Subcampeona Argentina de 1962.-

Recuerdo que, con mi difunto hermano mayor, Don Juan Carlos Reyes Vaca, éramos muy unidos y allá por los años 1961 a 1964, él, que era un apasionado de nuestra música autóctona, formó un conjunto aficionado al que denominaron “Los Huayra Hua” (Los Hijos del Viento), grupo integrado por “El Chileno” Matamoros, el “Chato” Rueda (de la calle Martín Cornejo) y un formoseño del que no tengo memoria de su nombre.

Es conveniente aclarar que, por aquellos años, no había televisión y los únicos medios de comunicación eran la radio y los diarios, a saber: LV9  “Radio General Güemes”, LRA4 “Radio Nacional Salta” y los diarios: “El Tribuno”, “El Intransigente” y… a veces,  diario “El Norte”.

Por esos tiempos, “Épocas de Oro del Folclore”, las dos Radios organizaban programas en los que actuaban cultores aficionados, tiempos de Don Juan Carlos Lagos (Lagomarsino), Magda Wayar, Carlos Comparada, Pandolfi, Villalba (en las noticias), Don César Fermín Perdiguero con su inolvidable programa nocturno “Cochereando en el Recuerdo”, transmitido a partir de las 23.00 horas por LV9 “Radio General Güemes”, de los Hermanos Fernández Molina y otros más…, época de auge de: los “Radioteatros”…, de los boleros interpretados por Mario Clavel…, Danny Mártin… y muchos más …,del programa “El Carrousel de los Niños”, de Don Abraham Colina, Víctor Rúiz, Martín Salazar, Linares y Cullel (guitarras estables de la emisora), del siempre querido Hugo Alarcón y su audición “Salta es una Guitarra” transmitida, a eso de la medianoche por la misma emisora radial también, de aquél programa donde los loros concursaban para ver cuál de ellos decía mejor: “Vinito Calchaquí” frase de la publicidad de la Vinería Calchaquí, ubicada en Necochea esquina calle 20 de Febrero y de tantos otros programas o personajes que, de seguro, estoy olvidando mencionar…

También, por aquellas épocas, los chicos nos desesperábamos por saborear las ricas gaseosas Chinchivirra y Bidú Cola que, muchos de los hoy aquí presentes, también habrán tomado….

En aquellos tiempos, mi difunto hermano, se dio cuenta que, su conjunto “Los Huayra Hua”, marchaba a la deriva, sin la presencia de alguien experimentado que los orientara y guiara, lo que lo llevó a pensar, en el acto, en aquel gran amigazo de  nuestros padres y familia materna: Don Guillermo “Pajarito” Velarde Mors, a quien fuimos a visitarlo juntos, llegamos a su famosa casa de “Pueyrredón 106” (Pueyrredón esquina España). Al tocar a su puerta, nos invitó a pasar y allí le explicamos, el motivo de nuestra visita, a lo cual accedió inmediatamente, donde debo destacar que, a partir de su bien apropiada intervención, “Los Huayra Hua”, tomaron el rumbo correcto y adecuado hasta, su disolución años más tarde, por motivos laborales y de estudios de sus integrantes.

Algunos de aquellos programas radiales que mencioné, se realizaban los domingos a la mañana cerca del mediodía y yo concurría a ellos, como apoyo a mi hermano. Cuando terminaba la transmisión “Pajarito”, nos invitaba a un lugar en las inmediaciones de la Plaza Gurruchaga (en Villa Chartas), donde nos deleitábamos con las riquísimas empanadas recién salidas del horno de barro de aquel lugar, sitio al que también, eran asiduos comensales: Don Manuel J. Castilla, Don Gustavo Leguizamón, Don César Perdiguero, la flor y nata de la poesía y la música de Salta, tertulias, donde sobresalía, sobre todo, “La Sencillez de los Grandes”, allí se formaba una mesa en común entre quienes, nos encontrábamos de “rebote” mi hermano, su Conjunto, y yo…, yo  como: “el colao más absoluto”.

Fue en uno de esos almuerzos que, Don Manuel J. Castilla, me vaticinó (mi actual vena poética), diciendo: -“Chango, es imposible ocultar el sol con las manos, vos has heredado de tu tata la poesía y de tu madre lo gauchesco, te va a salir el indio de adentro, acuérdate de mi...” Ante esto, las palabras huelgan.
 
Pero…, por aquellos años de mi adolescencia, todos mis pensamientos estaban en el fútbol. Recuerdo algunos de mis antiguos compañeros de Central Norte: “Paco” Mendieta, Armando Cortez, Aldo Cancino, Juan Solá Martínez, “Rolo” Castillo, los hermanos “Pancho” y “Pila” Wilde, Pedrito Serrudo, Nino Nieto…y muchos más, con quienes habíamos formado un equipo barrial, para jugar los partidos una vez terminada la temporada oficial. A esos partidos los llamábamos “Amistosos”, esto era como una ofensa a la Real Academia, ya que, la mayoría de las veces terminaban en escandalosas trifulcas.

He dejado, como último recuerdo a mi amigo, el “Mono” Ruarte, cuñado de Gilberto Vaca, (uno de los integrantes de “Los Cantores del Alba”) porque ellos también fueron “Pollos” de “Pajarito” Velarde.

Don Guillermo Velarde Mors, era un caballero elegante, pulcro, de una gran personalidad, también miembro del Directorio del Banco Provincial de Salta (edificio ubicado, en ese entonces, en la calle España entre Mitre y Balcarce, donde funciona, actualmente, la Dirección de Rentas).

“Pajarito”, hombre franco, generoso, bohemio, trasnochador pero, por sobre todas las cosas, “El Más Grande Mecenas Salteño”, fue él quien apodó a mi difunta madre como “La Flor del Sunchal”, en referencia a ese lugar paradisíaco  del Dpto. de La Candelaria, tierra natal de mis abuelos maternos y fue él, quien describió a mi madre gaucha como: “Nuestra Tigra Salteña de a caballo”.

Por todo ello, Don Guillermo “Pajarito” Velarde Mors, yo me atreví a recordarlo en esta zamba que compuse para Usted…

 

 

Dirección Wm. José de Guardia de Ponté
Todos los derechos reservados portaldesalta 2010/2016