Hoja Nº 12.... ........................ enero de 2004

Tankas

IV

Todo el rocío

nacido para el tiempo,

la miel del higo

desde los misteriosos

atardeceres quietos.

V

Desde mis lágrimas

la vida melodiosa

profundizada

sigue entre las lloviznas,

alegre llora sola.

XII

Si el albur quiere

mi sueño recurrente

dará el secreto,

la negrura del alma,

morirá en su no más.

XIII

Yo con retazos,

el Abril amarillo

de cada hoja

profundiza en los ojos

enajenados soles.

XIV

Roto el anhelo

se pierde entre los trinos,

despierta el alba

rondando como ronda

la muerte por mi alcoba.

EDMUNDO DEL CERRO

(de La miel del higo, Salta, 1991)

Ilustración: Roberto Maehashi

El buzón

Detrás del vidrio el buzón se comporta como

/un testigo mudo.

Jamás podrá hablar de este íntimo mensaje, escrito

en la galería de la cordura: una flor helada

 (como los reproches)

creciendo en silencio hacia un enigma.

Hay un imán en el papel, un espejo,

una confianza translúcida avanzando con la tarde.

Va en busca de la noche, de su palidez de claustro

en la aventura de encontrar la historia:

esa guitarra que nunca toqué, la voz del coro,

/no la mía.

 

Nunca vi a nadie echar una carta en ese buzón.

Y yo podría hacer de la espera de ese gesto

la tabla de salvación, podría convertirlo en un destino.

Una rebelión más confiable

que mis golpes contra las paredes en hoteles de paso

y la promesa renovada de borrar mi nombre.

He vivido, de gestos como éste,

he sido cómplice de animalitos huraños

que sólo me daban su aliento aferrados a lo real

como una ráfaga oscura.

PAULINA VINDERMAN (de El Muelle, Bs.As., 2003)

Soneto

No salgas niña, que la lluvia viene;

viene la lluvia con su pie ligero

y agitando en el aire su pandero,

cuando quiere bailar, no se detiene.



No salgas niña, que la lluvia tiene

flores de vidrio para tu sendero.

No vayas a salir, porque no quiero

que en lugar de alegrarte, ella te apene.



Pero la niña se lanzó a la calle,

rompió un espejo con su airoso talle,

y se perdió en el aire alucinado.



Si la niña no hubiese sido rubia,

la hubieran visto irse con la lluvia

para seguir bailando en otro lado.

JOSÉ FERNÁNDEZ MOLINA

(de Agua y piedra, Salta, 1943)

Poema XII

“Ella se había convertido en ángel”

Siento que

un ángel de luz

ronda

por los rincones

de agostados pasillos

No sé

si se ha extraviado

o quien lo busca

perdió sus pasos

y su voz

en cristales

de ausencia

SILVIA WEISZ

(de A Cielo Abierto, Tucumán, 1998)

La caída y el parto

yo alimento la comedia de los pájaros

en la brusca ausencia que detona el vuelo

- el alambre en el patio apenas si zumba un punto

la tarde viola con oceánica luz

la repulgada ortodoxia de las moras

y es más dulce la hierba en la cresta que funde aire y color

con el galope a cuestas de la noche

- muerte sonante de sueño y polvo macerando 

el saqueo de las calles y sus nombres:

la esquina nos dará un par de horas

desmenuzando la suerte en la palma de un muchacho

caerá la hormiga desde la reja que ha endulzado un niño

/con sus dedos

y no habrá orfandad entre el silbido que estalla con las

/gotas y los tragos

los faros sorprenderán al caminante o no

un crujir arrebatador inclinando octubres

y secas puertas chasqueando el número de siempre

- perros

¿las gatitas husmearán su sal?

ya veré.     

 MARIANO  S. PEREYRA

Joaquín Giannuzzi

Cruza frente a mí una sombra fresca y áspera a la

vez, secretamente tierna.

Detrás de la sombra un viento de humor negro, que él

maneja como podría manejar una cimitarra un guerrero,

cuya barba trenzada le llega a la cintura.

Esto no es una comparación. Joaquín es muy suave y la

cimitarra es el poema que brota de su corazón, como el

agua de un manantial aparentemente negro, pero que él

la filtra cuidadosamente por los agujeritos del corazón

de una esmeralda solar que ha encontrado en el sueño,

en el dolor y en el amor.

Creo que cuando llegue la hora de su rendición de cuentas

con la vida, lo hará con una elegancia que se la disputa-

rán dios y el diablo.

 

FRANCISCO MADARIAGA

(de En la tierra de nadie, Bs.As., 1998)            

Hoja Primera

Hoja Nº 6

Hoja Nº 1

Hoja Nº 7

Hoja Nº 2

Hoja Nº 8

Hoja Nº 3

Hoja Nº 9

Hoja Nº 4

Hoja Nº 10

Hoja Nº 5

Hoja Nº 11

Hoja Nº 12




E-mail: resquicios_poesia@hotmail.com

WebMaster: josedeguardia@gmail.com