Volver Mapa del Sitio
Jacobo Regen
Poeta nacido en Campo Quijano el 5 de enero de 1935, escribe desde niño y representa hoy la más alta literatura. Dice Miriam Fuentes: "Su poesía refleja palabra y acto, posee la síntesis coherente, limpia y fiel de quién ya lo ha visto todo, de quien ya profundo e intenso como un pozo ha vivido adentro de la piel misma y breve del verso".

Publicó, desde la década del 1960, varios libros de poesía; entre ellos:

"Seis poemas" (1962)
"Canción del ángel" (Tucumán -1964)
 "Umbroso mundo" (Córdoba - 1971)
"Canción del ángel y otros poemas" (1971), que reúne el publicado en Tucumán con 13 poemas más.

En 1984 se editó, por medio de la Dirección General de Cultura de Salta, su obra "El vendedor de tierras", que fuera distinguido con el Primer Premio Concurso Anual de Poesía para Autores Éditos. 

En 1991 apareció su antología "Poemas reunidos".

 

Poesías:

Fantasmas

Tan sólo mis fantasmas

saben lo que sucede

conmigo. Yo lo ignoro.

PALABRAS

Sólo te pido que recuerdes
La luz de aquel amanecer
Que hemos amado tanto.

He derrochado contigo
Tantas palabras que creíste
Ciertas,
Que palpitaban,
Que vivían
Y amé en ti mis palabras.

Cuando dejé de amarlas,
Te perdí.

EL VENDEDOR DE TIERRA

Vuelve del horizonte
cargando tierra negra en sus espaldas.
Cuando llega lo aplauden los jardines
y se emociona el agua.
Y yo le compro tierra, y algún día
me tendrá que vender toda la carga.

 

DISTANCIA

No hay distancia más grande

que la que nos separa

del vecino,

del solitario prójimo

que generosamente

nos ayuda.

Su lema siempre fue: "lo mío es mío

Y lo tuyo también".

 

 

EL VENDEDOR DE TIERRA

Vuelve del horizonte
cargando tierra negra en sus espaldas.
Cuando llega lo aplauden los jardines
y se emociona el agua.
Y yo le compro tierra, y algún día
me tendrá que vender toda la carga.

 

PROPOSICIÓN

¿Conoces tú mi paradero?

Si sabes algo, dímelo.

Y cuéntame de aquel muchacho candoroso.

Si laguna vez llegas a verlo

No le ocultes que te has casado,

Que tienes varios hijos.

Y nuca te enternezcan

Su terquedad, sus ruegos.

Adóptalo como criado.¡Sería tan hermoso para él!

Cuidaría el jardín de tu casa,

Lavaría los pañales de tus pequeños,

Saludaría humildemente a tu marido.

¡Es tan bueno!

Pero que tu indulgencia

no vaya nunca más allá.

 
Dirección EDI Salta 2013: José de Guardia de Ponté
Todos los derechos reservados portaldesalta 2010/2016