Volver Mapa del Sitio
Hugo Sergio Paredes - Serafín Quival

Nacido el 15 de enero de 1950 en Salta. Pasó su tierna infancia en Purmamarca donde vive toda su familia y luego vino a radicarse a Salta en 1.956, al inicio escolar. No era un hacedor de coplas pero en el barrio donde vivía los vecinos le hacían cantar por las tardes en las veredas o en los portales de las casas, coplas, zambas, cuecas, bailecitos, etc., toda la esencia salteña que estaba en pleno auge fue haciendo una simbiosis cultural en las entrañas de este ser.
Doña María Oliver es una de las responsables que se halla gestado así, con cariño, con afecto y algunas monedas eran el inmenso incentivo y se hizo amigo de la maestra Tita (hija de doña María) quien le hizo dar los primeros pasos en el canto en un conjunto folclórico, creemos que fue ‘Los Luceritos de Salta’, debutando en la escuela Paula Albarracín de Sarmiento. Por este motivo en sus 11 años, su hermana Modesta, (Mechita) lo mandó a aprender guitarra en la Academia Gorosito, pero al tiempo por razones económicas tuvo que abandonar. No obstante, se las ingenió  para instruirse, escuchando, mirando, practicando y  ejecutar varios instrumentos, tal es así que en su infancia, en las vacaciones escolares vivía en Purmamarca y mientras pasteaba las cabras cantaba o tocaba un instrumento.
A los 14 años en los carnavales con Tomas Lipan, Domingo Ríos, su tío Heriberto y otros músicos amenizaban los bailes a capela.
En 1965 Domingo Ríos viaja a Salta y formaron el ‘Dúo Domingo y Hugo’, actuaron en fiestas familiares, asados, fiestas bolivianas, incenitvados por la Señora Lidia Camargo de Molina, centros vecinales, etc.  Posteriormente fueron invitados por el señor Manuel Martínez presidente del Centro vecinal del Barrio Buen Pastor, para formar parte del elenco artístico. Cabe aclarar que el mediador de este encuentro fue Eloy Vilte, hermano de Serafín, un precursor del folclore y las actividades deportivas de ese barrio de Salta.

Inician sus primeras actuaciones como solistas, dúos y tríos, con distintos músicos donde fueron galardonados por el Diario El Tribuno.

En 1.970 en Peña Nieva, ubicada en calle Leguizamón al 1.200 emprendieron el camino con la música andina como el ‘Dúo Domingo y Hugo’ con charango y quena, luego distintas peñas de Salta fueron acogiendololos y valorándolos.
Cuando ‘Peña La Cumbre’ inicia su espacio cultural,  se conocieron con Hicho Vaca, animador oficial de la misma, quien se integró al Dúo y sugirió el nombre de ‘QUEBRACHO’,  (proviene de quena, charango y  bombo),  fortaleció el color musical y dio origen a la conformación de un grupo más hegemónico y formal.
En 1972 Hugo S. Paredes apartándose del grupo decide cultivarse, recurre a un maestro del bandoneón el Sr. Artaza quien le enseña algunas lecturas musicales. Posteriormente con el profesor de música Miguel Grosso, toma clases de contrabajo y armonía vocal. Nunca dejo de aprender ni de enseñar, desde sus sobrinos y cientos de músicos han recibido un pequeño retazo de notas o algún ingrediente en el canto.
El Negrito Paredes como lo llamaban, tenía esa avidez por querer conocer y aprender música y sus distintos géneros. Era travieso y con buen sentido musical, pero sobre todo el instinto de querer ser particular, dicen, lo que más le costó en la vida es imitar, se puede advertir en sus creaciones, poemas y coplas.
 En 1974 conforma con el músico Nicolás Vargas diversos grupos, como ‘ Los Quebradeños’, ‘Granada’, ‘ Nico  y Hugo’ con música folclórica y moderna donde integra también su sobrino Luis Torres, un maestro de la danza; en 1975 forma  junto al cantante Hugo Medina en guitarra, Néstor Ovando y Orlando Jiménez –zapato- en batería, un conjunto de música moderna ‘Los Vampers’ con una repercusión muy importante en Salta, Jujuy y Formosa; en 1977 integra como bajista en el conjunto de don Ángel Quiroga, recorre parte del país y el exterior; en 1.978 realiza actuaciones con el gran guitarrista Cirilo Vargas y el afamado percusionista Coco Carrasco, acompañando al maestro Aimo ‘Mister Trompeta’. En ese mismo año, con su sobrina crean el ‘Dúo Claudia y Hugo’. Desde 1.979 participa como bajista con afamados conjuntos del medio, entre ellos: Quinteto Colombia, Los Lirios Colombianos, Chico Serpentina, Gladys Rodríguez, Isabel Quiroga, Marcelo Onesti, Riqui Maravilla, Los Monos y otros.
En 1.982 con el tecladista Juan Carlos Marín, el guitarrista Néstor Ovando y en percusión Juan Carlos Camino forman el conjunto musical ‘Los socios del Ritmo’, grupo musical que le brindara  satisfacciones interesantes. A través de este género pudo conocer y actuar en los patios de  tangos, cabaret y lugares peculiares en gastronomía y shows musicales, allí se congratulo con grandes figuras de la música y compartió escenarios con su bajo de oro junto con maestros del bandoneón, entre ellos Dorado, Ciego Antoni, Raúl Anachuri, José Herrera, El Guaso Aquino, Roberto Chuchuy, los hermanos Saluzzi, Dino, Celso y Félix, con el maestro Rodríguez en violín, también participo con la orquesta típica Gotan Cinco, su director el pianista Humberto Clart en el Patio Cultural del Tango, Necochea  1.300, acompañando artistas como Carlos Moreno, Hugo Cardozo, Sebastián, Ricardo Balverdi, también integro como bajista con la orquesta ‘El Darienzo del Norte argentino’.
A pesar de haber compartido variados ritmos y distintos tipos de música su alma estuvo siempre impregnada del folclore de sus pueblos, tal es así que en 1986, Domingo retorna a la capital, lo invita volver a compartir los escenarios junto con Lito, aunque los compromisos del momento no le permiten llevar a cabo, pero en 1987 conformaron un elenco artístico dirigidos por Domingo y la participación del animador Roberto Leñas para actuar en algunas actividades culturales de escuelas, centros vecinales y centros de salud por intermedio de Cultura de la provincia de salta.
También fue asistente del maestro en el taller de enseñanza de instrumentos musicales, en 1989 representa a la provincia de Salta junto a Domingo Ríos y Lito Nieva en distintos puntos del país. En el mismo año imposibilitado de poder viajar con Domingo y Hugo Giménez en una gira por Europa, decide aceptar la invitación de Juan Visgarra para formar parte con ‘Los de Vespucio’
como primera guitarra y voz baja.
En 1.990 comparte con su primo Horacio Aguirre ‘Los Gauchos Fronterizos’ recorriendo los caminos del arte musical, logrando aplausos y distinciones. En 1992 es invitado por dos amigos del canto, Robles y Chávez a grabar y actuar junto con Los Pregoneros, trabajo que tuvo buena aceptación, también compartió con Omar Palomita Liendro, conformando el Dúo ‘Los del Tuscal’ siendo acreedores de varios premios y reconocimientos, representaron al Fortín Tuscal de Velarde y fueron agasajados en muchas oportunidades por esta entidad.
En 1.995 retorna Domingo Ríos de España, un nuevo ciclo para la ‘Quena de América’, Lito Nieva y Sergio Paredes, aunque por poco tiempo debido a la salud de Lito, realizándose actuaciones alternas entre el maestro y Omar Liendro en las peñas de la ciudad.
En 1.99, los compromisos fructificaron y en su mayor relevancia la salud del maestro Lito desvitalizo los proyectos, por cuanto se invito a integrar a un gran guitarrista, Gabriel Leonard con quien participaron en diversos festivales, Jesús María, Cosquin, Mar del Plata, etc.
La muerte repentina de Sofía, esposa de Domingo Ríos, enluto la Quena de América, tanto es así que a los pocos meses de la muerte del maestro deja un inmenso vacío. Se apenaron la música y las obras de Serafín Quival, la congoja ha desteñido los sueños del hombre que acompaño tantos años al maestro de la quena. No obstante los amigos, el doctor Alemán, la poesía, lograron resplandecer una música que estaba escondida en la Quebrada de Humahuaca y el Valle de Salta, junto al violín de Fermín Torres, al bandoneón de Agustín Burgos y del Negro Alegre renace el arquetipo de música modesta y expresiva. Hoy con más de 300 obras musicales junto a los poetas José Cantero Verni, su dupla, el ‘Bigote Calderón’ y el Gringo Aguirre se que lograran embellecer la cultura y el arte de una región y por qué no, de Latinoamérica, deshilachando zambas, cuecas, chacareras, gatos, carnavalitos y presentando las novedosas obras de Teatro Leído en coplas musicalizadas, sobre el general Manuel Belgrano, el general Martin Miguel de Güemes, la Batalla de Salta, un ángel llamado Gardel, el éxodo jujeño, los Niños del Llullaillaco, etc.
Que Dios siga iluminando el pensamiento de estos hombres, para preservar y fortalecer el patrimonio cultural de nuestros pueblos, porque demuestran estar comprometidos en el proyecto de integración regional, para engrandecer nuestra sociedad y la patria.

 

Salta - La Linda
Todos los derechos reservados portaldesalta 2010/2016