Historia del Palacio Legislativo

El edificio de la antigua casa de Gobierno se proyectó en el año 1889, durante el gobierno del Dr. Martín Gabriel Güemes, quien fue autorizado por la Legislatura a vender el edificio del antiguo Cabildo, destinándose esos fondos para erigir el Palacio de Gobierno y Legislativo, además se solicitó al Gobierno de la Nación un empréstito por la suma de 30.000 $ M/N, sus planos fueron confeccionados por el Departamento Topográfico, que estaba bajo la dirección del Ing. Miguel A. Aráoz. Su construcción comenzó bajo la dirección de Francisco Riguetti, en 1892. Durante el gobierno del Dr. Pedro J. Frías, le fue cancelado el contrato, confiándoselo entonces al Ing. Vicente Arquetti. La construcción prosiguió durante los gobiernos del Dr. Adolfo Martínez; Sixto Aguilera; Dr. Delfín Leguizamón, siendo durante el gobierno de don Pío Uriburo que se concluyó la parte norte.

Diseños primarios del edificio (1889)

Al Jefe del Departamento Topográfico y Estadística, don Joaquín Guasch, en 1891, se le confió la confección de los planos de los interiores del edificio.

Con la herencia de la señora Juliana Castillo de Caballero, esposa del que había sido Cónsul de Bolivia en Salta, la que en razón de no tener herederos fue declarada vacante, se continúa con la construcción de la parte sur, para lo cual por decreto del 5 de abril de 1900 se acepta la propuesta que habían formulado los señores Aráoz, Paulucci y Francisco Riguetti.

Será el gobernador Sr. Angel Zerda, quien en su mensaje de 1902 a las Honorables Cámaras Legislativas, comunica que a costa de grandes esfuerzos ha podido terminarse el Palacio de Gobierno, bajo la Dirección del Ing. Fernando Solá, Jefe del Departamento Topográfico.

Postal de 1910

Los trabajos de madera fueron realizados por Palermo Hnos. y los de hierro por Gassani y Botelli.

El edificio que hoy conocemos como tal , fue la primera obra que se plantea totalmente exenta y prácticamente sin condiciones de entorno, ya que no sólo se proyectaba como único edificio de la manzana, sino que entonces aun estaba fuera del tejido urbano. Es así que el proyectista no solo organiza aquí una fachada y una planta, sino que corre con todo un partido complejo que deberá resolverse en distintas alturas y además con la posibilidad de abrir sus cuatro lados. Si bien se organizará en torno de patios, estos tendrán un carácter totalmente diferente al de otros edificios. Esto se logra ligeramente por su escala y por el tratamiento de los arcos de los pórticos, pero especialmente por la articulación de los espacios abiertos, los cerrados y estas galerías de vinculación. Su elevación por medio de escalinatas traerá otra novedad a la ciudad y el ingreso a la gran galería por medio de tres arcos de medio punto será algo totalmente desacostumbrado para edificios no religiosos.

En la fachada principal se observa tratamiento académico: el uso de diferentes soluciones al aventanamiento: tímpano triangular abajo, lunetos arriba, ritmo claro y enfatización del cuerpo central.  Esto se consigue por diferencia de escala, por el balcón corrido de lña planta alta, las grandes perforaciones del ingreso y por el remate de la buhardilla enmarcada por torrecillas y techo de manzarda.

La transición entre el cuerpo central y las alas laterales se resuelve con un tramo similar a los de los lados, paro enmarcado por un orden monumental. Por todo el academicismo volcado aquí reconoce una gran influencia italiana más que francesa: la articulación de los patios, los detalles ornamentales y la solución casi serliana de sus arcos de ingreso. Aunque también se pone en evidencia desde lejos- no ya a escala peatonal - la inexistencia de manzardas en las alas y la solución muy plana de la manzarda central.

El proyecto de este edificio que se comenzara hacia 1890, se atribuye a Manuel Solá, aunque aun falta la confirmación documental de tal dato. Lo que si conocemos es la intervención del arquitecto Francisco Righetti y la del Ingeniero. Vicente Arquati como directores de la obra, trabajando el primero hasta mayo de 1892 y Arquati de allí en adelante

Francisco Righetti

 

La ornamentación exterior tiene como motivo central el escudo de la provincia, que se repite en el interior del recinto principal y en las rejas de los balcones y de las escaleras. El esquema es la planta alrededor de un patio cuadrado central y los laterales menores con galerías abiertas en planta baja, que conectan las diversas dependencias.

La primera denominación que recibió el edificio de la legislatura provincial fue "Casa de los Leones". Era inevitable en la parte de entrada principal se hacen aún hoy dos majestuosos cuerpos de bronce en forma de leones o leonas sin melena.

En su parte superior el total de cabezas de león asciende a veintidós. Seis están ubicados mirando hacia la parte norte, otros seis hacia el sur. Nueve están distribuidos en el coronamiento de la parte frontal .

En el año 1960, por una Resolución Bicameral se resuelve realizar refacciones en el edificio, en forma especial en el recinto de sesiones, que había empezado a sufrir las inclemencias de los años ya que los travesaños de madera de quebracho que sostenían el piso del recinto comenzaron a ceder , decidiendo entonces modificar esa estructura con la construcción de una loza en remplazo de los travesaños , y dale al nuevo piso un declive y desnivel hacia el frente del mismo. Aprovechando estas remodelaciones se encomienda por Resolución de Presidencia a un tal Aguirre, famoso carpintero y ebanista, todos los trabajos de carpintería del recinto, bancas, tarimas y estrado, estrado este que muestra en su frente imágenes talladas a la perfección , donde se puede observar un su parte central una imagen del busto del Gral Guemes y ambos costados representaciones de las principales riquezas de nuestra provincia, la industria azucarera, la ganadería, la minería, la agricultura y la maderera. Con el pasar del tiempo la loza que sostiene el piso del recinto, produjo fisuras en todo el edificio, como resultado de la dilatación del mismo, evidentemente este edificio fue estudiado y calculado de tal manera que en su interior solamente exista como sostén del primer piso los travesaños de madera, hoy por hoy los pasillos de la planta alta se mueven al caminar, como consecuencia del paso de los años y la sobre carga de peso.

En el año 1983 junto con el retorno de la democracia, se realizaron algunas remodelaciones, se hizo funcionar el ascensor ubicado en la esquina del patio sur y debajo del sector de la Presidencia del Senado. Fue clausurado en Julio del año 1990, luego de que un informe de Arquitectura, se rehabilito la puerta que da a calle Zuviría , se construyo la playa de estacionamiento.

 

Temas relacionados:

El Palacio de la Legislatura

Volver