CD-Salta 2006 tiene por fin la difusión de la cultura, la historia, el turismo y la geografía de Salta.

EL NEVADO DE CACHI

*Por el Prof. EMILIO GONZALEZ TURU

  El nevado de Cachi es uno de los sistemas montañosos más importantes de la Provincia de Salta. Se encuentra enclavado en la Cordillera Oriental, formando parte de las sierras más occidentales de la misma. En realidad se trata de una cadena montañosa que se extiende en general en sentido Norte-Sur, y formada por nueve cumbres, siendo la más alta la denominada Cumbre Libertador Gral. San Martín, de 6.380 m. Esta cima fue ascendida deportivamente por primera vez en 1950, y bautizada así por los que lo lograron, el médico noruego Arne Hoygaard, el franciscano italiano Fray Oliverio Pelicelli, y el Teniente 1º Pedro Di Pasquo. Sin embargo, el primer intento de ascenso de esta montaña estuvo a cargo del famoso explorador andino de origen alemán, Federico Reichert, en 1904. En 1954 fue ascendida la cumbre La Hoyada, por Francisco Melendez. Finalmente, entre los años 1982 y 1992, los montañistas salteños Christian Vitry, Antonio Zuleta y Emilio González Turu, todos miembros del Club de Aventuras Salta, y con la ayuda de otros andinistas, realizaron una tarea sistemática de relevamiento geográfico, florístico, faunístico, arqueológico y deportivo de todo el macizo montañoso, logrando ascender y bautizar varias de las cumbres del nevado.

   El Nevado de Cachi se prolonga hacia el norte con la sierra del Nevado de Palermo, conformado por cuatro cumbres, siendo la mayor la cumbre del Palermo, de 6.200 m. En su conjunto, los cordones de Cachi – Palermo, cierran al Valle Calchaquí por el oeste, y lo separan de la región de la puna.

    Tanto el nevado de Cachi, como el de Palermo se pueden apreciar claramente con todas sus cumbres, cuando se transita por la ruta 33, que permite unir Salta y el Valle de Lerma, con el hermoso pueblo de Cachi, en pleno Valle Calchaquí. Al llegar al tramo que comprende la recta de Payogasta, tanto el Nevado de Cachi como el de Palermo se yerguen majestuosos hacia el oeste.

     Ya en el pueblo de Cachi no se puede dejar de sentir la presencia de esta imponente mole montañosa.

      Etimológicamente, existe más de una acepción para el término Cachi, siendo el más aceptado aquél que le atribuye el significado de “sal”.

       Desde un punto de vista arqueológico, el Cachi es una montaña destacada, y a sus pies se encuentra el importante yacimiento arqueológico de Las Pailas, y en varias de sus cumbres, como así también en sus laderas se encontraron importantes restos arqueológicos, y por lo tanto es considerada como un santuario de altura.

        Deportivamente, el Nevado de Cachi ofrece variadas alternativas para la práctica del montañismo y el turismo aventura. Para su escalada, se puede acceder por diferentes rutas. Tradicionalmente la ruta normal fue considerada la de las Cuevas, pero a partir de la década del ’80, con los estudios realizados por Vitry, Zuleta y González Turu, la ruta este o de las Pailas se convirtió en la vía natural de ingreso al Nevado, ya que desde aquí se pueden divisar las diferentes cimas, permitiendo al montañista o aventurero elegir la ruta o cumbre deseada. Normalmente un intento de ascenso a la cumbre principal requiere de entre 6 y 8 días de expedición.

        Existe una publicación con todos los datos históricos, geográficos y deportivos para los interesados:   “El Nevado de Cachi”. por Christian Vitry.



*Profesor de Geografía y Ciencias Biológicas-Montañista (mail: egturu@yahoo.com)

 

No se quiere lo que no se conoce - no se defiende lo que no se quiere...
Todos los derechos reservados portaldesalta 2003/2006