Volver Mapa del Sitio
Producción Tabacalera

Por: Tec. Sandra Soledad Terán

La producción de tabaco se concentra en los departamentos de Rosario de Lerma, la Caldera, Gral. Guemes, Capital, Cerrillos Básicamente orientada hacia la variedad "Virginia", también se produce el tipo "criollo salteño" y en menores cantidades del tipo "Burley". La superficie sembrada oscila entre las 18 y 20. mil has.

Para la campaña 2010/11 se estima una producción de 1 millón de kgrs. de tabaco criollo salteño y 23,261 millones de kgrs. de tabaco Virginia, siendo Salta la segunda productora detrás de Jujuy. La producción obtenida fue de 24,26 millones de kilos, lo que también implica una fuerte caída en la producción del orden del 22%.

En la actualidad Salta aporta un tercio a la producción nacional y resulta ser la primera en la región del NOA, destacándose la dinámica de crecimiento de la producción en los últimos años.

La producción de tabaco pasa por un primer proceso industrial (de secado, despalillado y limpieza) que se realiza en la Provincia. Este proceso absorbe, además, parte del tabaco jujeño, tucumano y de otras provincias. Consecuentemente, Salta concentra cerca del 60% de la preparación de hojas de tabaco del país.

Actualmente los productores tabacaleros salteños se encuentran en proceso de reconvertir las estufas de secado de hoja de tabaco. Debido a los requerimientos internacionales, para disminuir el contenido de nitrosaminas de las hojas de tabaco, las estufas que funcionan con gas natural y quemadores de llama directa deberán ser reemplazadas por intercambiadores de calor.

Entre las ocho empresas acopiadoras instaladas en la provincia podemos citar como las más importantes a : la Cooperativa de Tabaco de Salta, Nobleza Piccardo y Massalin Particulares.

Campaña 2013/2014
Tipo de Tabacos ...........................Kilos ..................................Hectáreas
Virginia ..................................38.910.640,00 .............................19.455,32
Criollo Salteño ............................323.136,00 ..................................201,96
Criollo Argentino ........................402.032,00 ..................................251,27
Total......................................39.635.808,00 .............................19.908,55

Calidad de la campaña pasada y presente.-
Campaña 2012/2013

Tipo de Tabacos ..................Clase 100% .......................Precio .....................Grade Index
Virginia ...................................B1F............................. $ 18,39 ..................79,52% $ 14,62
Criollo Salteño ........................C1L .............................$ 12,59.................. 74,98% $ 9,44 (*)
Criollo Argentino ....................B1 ................................$ 14,70.................. 77,00% $ 11,32 (*)

Precios de producción de la actual campaña 2013 (US$).-
Campaña 2012/2013

Tipo de Tabacos .......................Clase 100% ...........................Precio .............................U$
Virginia .........................................B1F .................................$ 18,39 .........................$ 3,50
Criollo Salteño .............................C1L ..................................$ 12,59 ........................$ 2,40
Criollo Argentino ..........................B1 ....................................$ 14,70 ........................$ 2,80
.....................................................TC U$ .............................$ 5,2550

Coste de producción en 2012 y 2013.-
Campaña 2012/2013

Costo x has. ($) ................................................................Costo x has. (U$)
$ 69.319,00 ........................................................................$ 13.191,06
TC U$................................................................................ $ 5,2550

Distintas etapas de la producción del Tabaco

Análisis de suelo:
Es indispensable realizarlo antes del inicio de una nueva campaña. Por lo general se toman muestras del mismo y se envían al laboratorio.
-La interpretación de los resultados de laboratorio: permite conocer que tipo de mezcla fertilizante se debe utilizar, como así también la dosis adecuada. Etapas desde el almácigo hasta el transplante

Elección de la variedad o híbrido a sembrar:

Se utilizan semillas de calidad certificada, proveniente de semilleros reconocidos y autorizados.
La semilla se obtiene por multiplicación a través de la selección de los padres de acuerdo a sus características de producción sobresalientes; que pueden ser, buenos rendimientos, calidad en el tabaco curado, floración uniforme, sistema radicular de buen anclaje, contenidos óptimos de nicotina, etc.

En el área tabacalera de Salta, se emplean variedades convencionales y variedades híbridas (semillas androestériles) Los híbridos poseen resistencia genética a enfermedades específicas que producen daños económicos al cultivo de tabaco Virginia: PVY (virus Y de la papa), TMV (mosaico del tabaco), Black Shank (canilla negra), Alternaría Tenuis (mancha castaña), etc.

También influye al momento de elegir la variedad a sembrar, la historia de los suelos a utilizar. Deberá conocer el tipo de suelo y su fertilidad, tener en cuenta el riego con que cuenta y las precipitaciones de la zona. Otro factor a tener en cuenta es la fecha de siembra de los almácigos, la que puede ser temprana, intermedia o tardía. La fecha de siembra es muy importante porque las heladas caídas en el período de almácigos, como así también las temperaturas bajas del suelo en los primeros estadios de la plantación tendrán una incidencia fundamental en la floración temprana. Por eso no hay que sembrar los almácigos muy temprano, en especial en el Valle de Lerma, donde la fecha óptima de siembra temprana es después del 20 de Junio.


Manejos de los almácigos

Convencionalmente, los almácigos eran tratados con bromuro de metilo (BM).
El BM es un gas toxico, utilizado para esterilizar el suelo y productos agrícolas, eliminar insectos, hormigas, hongos, bacterias, nemátodos y malezas; este fumigante ha sido incorporado en la lista de las sustancias químicas agotadoras de la capa de Ozono, ya que aproximadamente el 80% del bromuro de metilo aplicado en los campos agrícolas es liberado al aire, causando serios daños a la capa de ozono, que nos protege de las radiaciones ultravioleta.

Nuestro país ha firmado convenios internacionales, con el fin de eliminar este gas de las prácticas agrícolas. Los productores tabacaleros de nuestra provincia están incorporando a los almácigos convencionales , manejo integrado de plagas y químicos (Dazomet “Basamid” y Metam Sodio “Vapam") como alternativas válidas al uso de bromuro de metilo.
Otra medida tendiente a prescindir del BM es la realización de almácigos flotantes.


Desinfección y control de vectores:

Las tareas de profilaxis se realizan tanto en la etapa de almácigos como en la etapa de plantación.
Se controlan los áfidos (pulgones), que son los principales transmisores de virus, principalmente el TMV, PVY, y también trips. El control se realiza mediante el uso de insecticidas preventivos y específicos

Practicas culturales post-almácigos:

Practicas destinadas a mejorar la estructura y fertilidad de los suelos:

Tradicionalmente los suelos tabacaleros están soportando el monocultivo por lo menos 30 años.
Esta situación crítica produjo la esquilmación de la fertilidad de los potreros y la degradación física de los suelos. Este ultimo punto no solo se debe a los efectos del monocultivo sino también a la erosión hídrica.
Por lo general se realizan algunas practicas tendientes a minimizar estos efectos negativos, por ello se realizan verdeos invernales ( ej avena, cebada, o centeno) , rotación de cultivos (el poroto, trigo, maíz, alfalfa, etc) , y sistematización de suelos (practica muy usual , debido a que las pendientes naturales de los suelos del Valle de Lerma llevaron a la degradación de muchos potreros de fincas tabacaleras por el efecto de la erosión hídrica y eólica); con implantación de cortinas forestales (de álamos, sauces, etc.) y curvas de nivel

Preparación de suelos:

La preparación óptima de suelo comienza al finalizar la cosecha de la campaña anterior, con la destrucción temprana de rastrojos. Luego de que los suelos permanecen inactivos durante todo el otoño, al comenzar el invierno comienza también el inicio de la preparación de los suelos, con la finalidad de ventilar los mismos, exponer las plagas alojadas en los suelos a la acción de las bajas temperaturas, para ir acumulando humedad en el perfil, y para lograr una cama mullida que facilite el desarrollo de las raíces a partir del transplante. Para ello se utilizan equipos de labranza tales como arados de discos, rastras de discos, cinceles, subsoladores en casos que exista un piso de arado que impida la fácil penetración del agua durante el riego.
Otra técnica tendiente a mejorar la estructura de suelo y evitar la erosión hídrica es lo que se conoce como plantación directa de tabaco.


Etapa de transplante, cosecha y enfardado

La fecha inicial de transplante en el valle de Siancas, es a partir del 20 de Agosto, y en el de Lerma la mayor cantidad de productores inician sus transplantes a partir de los primeros días de septiembre. Del total de transplante, un 90% se realiza en forma manual y el restante 10% en forma mecánica. En lo que respecta a los plantines utilizados, un 90% corresponde a almácigos convencionales, y el restante 10% proviene de almácigos flotantes.

Transplante manual

Previamente al transplante se realiza un riego de asiento, sobre el potrero ya rayado. Por la mañana una cuadrilla de operarios procede a sacar los plantines de los almácigos convencionales. Después del medio día comienzan a plantar, a razón de 1 ha por jornada, aproximadamente.

Entre los 7 y 10 días posteriores al transplante se comienza con la fertilización con dosis promedios de 600 Kg./ha. de abono base.

Las unidades optimas para un rendimiento promedio de 2.000 Kg./ha son 80 Kg.de nitrógeno, 40 de fósforo y 140 de potasio.

También se aplican principios activos específicos para gusanos minadores, cortadores, cogolleros y pulgones.

Durante el ciclo de cultivo las prácticas culturales más importantes son:

-Carpidas, que se hacen a razón de 6 o 7 durante el ciclo, el fin es controlar malezas que compiten por agua y nutrientes con el tabaco, además sirve para producir una aireación en el suelo que favorece al desarrollo de raíces secundarias, lográndose así mayor anclaje y aumento en la eficiencia de absorción de agua.

-Riegos que posteriores a cada carpida realizada y con una periodicidad de 15 días, continúan hasta que se generalizan las lluvias.

-Azadonada, labor manual, que tiene por objetivo de eliminar malezas ubicadas en la línea de plantación y entre plantas de tabaco. Una alternativa para evitar esta tarea y disminuir costos es la aplicación de herbicidas premergentes en plantaciones no mayores a 5 días , sobre la línea de plantación, con una dosis de 0,5 L/ha., usando un volumen de 200 litros de agua y en un ancho de labor de aproximadamente 35 centímetros.

Posteriormente, a los 45 – 50 días y después del aporque, se aplica sobre la troncha una dosis de 0,75 L/Ha. del mismo herbicida, para el control de malezas que están en los entresurcos.

-Aporque, otra labor común, que se realiza a los 50 días después del transplante y consiste en arrimar tierra formando un camellón que facilita el mejor anclaje de las plantas de tabaco, y permite el mayor desarrollo de raíces secundarias para hacer así más eficiente la absorción de agua y nutrientes.

-Desflore. La floración se inicia a los 70 días aproximadamente y cuando el 35 / 40% de la plantación está en estado de botón floral se realiza el esta tarea. A continuación se aplica el inhibidor de brotes, ya que luego del desflore la planta reacciona emitiéndolos. El tratamiento habitual es con alcohol graso al 2 %, más un producto de acción sistémica localizada. Por cada día sin desflorar, se pierde de 25 a 30 kilogramos de tabaco por Ha, en desmedro de la rentabilidad del cultivo.

Transplante mecánico

Se utilizan trasplantadoras de 1, 2 o 3 cuerpos, con un rendimiento de 1,25 Ha diario por cada cuerpo. La ventaja del transplante mecánico es el ahorro de mano de obra y el aumento de la eficiencia, ya que en una misma operación se transplanta, se aplica insecticida y el fertilizante.


Cosecha

Entre los 90 y 100 días se inicia la cosecha de hojas bajeras, cuando las mismas están ya fisiológicamente maduras. Normalmente se hacen 6 cortes por hectárea y en cada corte no se sacan más de 2 o 3 hojas. Debe evitarse la cosecha de hojas inmaduras o pasadas, porque va en desmedro de la calidad del tabaco curado. La cosecha se realiza utilizando bolsas de arpillera pasar hacer los atados con que se retiran las hojas del cerco cargándolos al final del surco en un acoplado, o directamente usando carros cosecheros. No se deben usar ni para hacer atados ni para delantales del personal, las bolsas de polipropileno, las que deben desterrarse de las fincas tabacaleras por ser una de las principales causas de aparición de materia extraña en los fardos de tabaco.

Del potrero se llevan las hojas hacia las estufas para proceder a su curado.


Etapa de curado

Se utilizan estufas convencionales o las de tipo sino bulk - curing y la etapa de curado dura 7 días aproximadamente, de acuerdo a la madurez y humedad de las hojas cosechadas. Se divide en 4 etapas: amarillamiento o maduración, fijación de color, secado de lámina, y secado de venas. Las estufas convencionales pueden ser a leña o gas natural y las bulk - curing normalmente son a gas natural. Las primeras, luego de finalizado el curado, requieren llevar las cañas con tabaco a un tendal para que tomen humedad y luego se acomodan en unas pilas denominadas calchas o en cajas de cajas de cartón, para su conservación hasta el clasificado. En las no hace falta llevar el tabaco al tendal, ya que el proceso incluye la humidificación. Una estufa convencional en tabaco rinde 500 Kg. de hojas bajeras, 700 Kg. de medianas y 900 Kg. de superiores. Los rendimientos de las bulk – curing son 700 Kg., 900 y 1200, para cada corte mencionado. Durante la campaña 2002/2003 se reconvirtieron todas las estufas a gas natural, eliminando la combustión directa dentro de las cámara de secado con intercambiadores de calor. Se dio así un importante paso para la eliminación de las nitrosaminas, cumpliendo con las exigencias de los mercados internacionales.


Clasificación

El tabaco que se descarga de estufa, va con cierto grado de humedad al galpón de clasificación. Esta humedad permite al operario manipular las hojas sin que estas sufran rupturas de láminas. Se utilizan mesas para la operación manual y cintas transportadoras para la manual mecánica. Ambas formas de clasificar van acompañadas por una iluminación artificial, constante y apropiada para tal fin. Se clasifica por clase, color y posición; luego se colocan las hojas en cajas de cartón para mantener la humedad adecuada.


Enfardado:

Una vez clasificado el tabaco, por clase, color y posición; se procede al enfardado. El tabaco es colocado en cajones, haciendo fardos que no deben superar los 50 Kg., con las siguientes medidas, 0,35 m.de ancho, 0,45 m. de alto y 0,90 m. de largo. Se pone buen cuidado en no excederse en el prensado y en no superar un 16 % de humedad para evitar su rechazo durante la comercialización.


Acondicionado

El tabaco enfardado debe ser colocado sobre algún tipo de aislante. Normalmente se utiliza cartón para evitar el contacto directo con la humedad del piso hasta ser comercializado.

 

Material extraído de www.coprotab.com


Dirección EDI Salta 2010: José de Guardia de Ponté
Todos los derechos reservados portaldesalta 2010/2016