Los Cantores del Alba

Por Roberto Leñas

Fue en noviembre de 1958, el tiempo de su formación, tiempos de Pueyrredón 106, de Pajarito Velarde, mecenas del grupo.

Gilberto Vaca, Tomas “Tutú” Campos y Jorge Cafrune, provenían de Las Voces del Huayra, aunque este último solo estuvo en la nueva formación solo tres meses, agregándose Javier “Pato” Pantaleón y Alberto González Lobo.

El nombre surgió a propuesta de una turista norteamericana, en casa de Pajarito, en base a una copla popular.

                           “  Las aves cantan al alba

                              Yo canto al atardecer

                              Ellas cantan porque saben

                              Yo canto para aprender”

Y esos aprendices de entonces, fueron verdaderos maestros del folklore.

En 1959, graban su primer disco, luego la segunda, última que aparece la voz de Alberto Gonzalez Lobo, reemplazado por Horacio Aguirre, primera guitarra y segunda voz.

A poco de su formación fueron conociendo los aplausos del gran público nacional, un conjunto de expresividad fuerte, sin arreglos excesivamente virtuosos, de canto específicamente salteño en sus voces, aun abarcando varios géneros, con humildad dicen todo en sus profundas bagualas o en sus vidalas.

                                   Para cantarle a mi Salta

                                   Hay que sangrar por los codos

                                   Después sentir dentro el pecho

                                   Como bramida de toro

Sus voces son alta y desgarradas, como si bebieran los ecos de las carpas salteñas en tiempo de carnaval.

Enfrentaron la enorme dificultad de cantar cosas fáciles, pero solamente cuando se tiene una gran confianza en las propias posibilidades, salen canciones con el vigor y la belleza de lo que es simple.

¿ Son simples las entregas de Los Cantores Del Alba?

Podemos decir definitivamente no. Los Cantores Del Alba saben donde van, cual es la potencia de su voz, no se apartan de su linea, que esta entrañablemente ligada al canto popular; lo embellecieron, lo entregaron con aportes legítimos, pero desvirtuarlo nunca.

En 1965, se retira Tomás “Tutu” Campos, que continua su carrera como solista, lo sustituye Santiago Gregorio Escobar, apodado el Pila Escobar y por el poco conocido apodo de Pecho ‘i Lata, por la potencia de su voz. Venia de Los Gauchos de Güemes, afirmando definitivamente el acento regional.

Con Escobar graban “Salta Carpera”, “Mas Cantores”, “Cantemos Folklore” con el Coro Infantil del Teatro Colón, entre otros.

En el segundo semestre de 1968, siempre conservando su estilo, incursionan en Valses y Serenatas, en esta placa discográfica, graba 10 temas el Pila Escobar y 2 Tutu Campos, que regresa al conjunto con “Versos de un Estudiante” y “Llora Corazón”. De esa placa es la aun vigente “Serenata Otoñal”.

Hasta 1975, graban 6 placas de valses y serenatas, con éxitos como “Adiós Adiós, “Pajarillo”, “La lancha del amor”, “Cuando llora mi guitarra “ y “Nuestro Juramento” entre otros.

Es en 1970, cuando realizan su primera gira por Europa, visitando países como España Francia e Inglaterra. En este último país son considerados como el mejor grupo de música extranjera y graban para la BBC de Londres un especial junto a Los Rolling Stone.

Entre medio de valses y serenatas graban “Yo Soy El Cantor Del Alba”, con glosas de Hugo Alarcón.

Como en una permanente búsqueda, en 1975, incluyen en su repertorio la música mexicana. Era un desafío.

¿Cómo un conjunto folklórico, iba a cantar mexicano?

Y lo hicieron!!! , con la total aceptación del público, dando comienzo a la época de “Entre Gauchos y Mariachis”, que pasa a ser modo de vida de Los Cantores Del Alba, con clásicos como “Llegó Borracho el Borracho”, A orillitas del río”, “Rancho Alegre”, “Tata Dios”, “Yo… El aventurero”, “Sandunga”, “La Malagueña” entre otros.

Se rumoreaba en los corrillos folklóricos, que no era festival si no estaban Los Cantores Del Alba”. Tal era la popularidad de este conjunto en el país, que esa felicidad solamente podía ser apocada por la muerte.

Y la tragedia sucedió. Un crudo invierno, en la noche negra del 31 de Julio de 1978, en la curva de El Infiernillo, a 25 Km. De Rosario de la Frontera, se apagaba la vida de Javier “Pato” Pantaleón, en un accidente automovilístico.

Este suceso los golpeo fuerte, máxime que su ultima placa hasta ese momento se llamó “Siempre Juntos”, porque varios grupos se habían separado. Cabe aclarar que había otro disco grabado, pero todavía no estaba a la venta, estaba en proceso de impresión.

Escribió Cesar Perdiguero en su zamba “El Ángel del Bagualero”.

                                   “Nadie sabe que baguala

                                   le habrá brotado esa noche

                                   cuando se iba con el ángel

                                   que lo hizo cantor al hombre.”

Pero el espectáculo debe continuar. En una selección de voces, lo reemplaza Hugo Cabana Flores, elección acertada sin dudas, grabando 8 discos, con antologías como “Baguala en fuga de pena”, “En cada esquina un cantor”, “Padre vino”, “Que nunca falte esta zamba”, “La parranda larga”, etc.

En 1982 se retira Cabana Flores, reemplazándolo Carlos Brizuela, ex_integrante de Los Nocheros de Anta.

En 1986, aportaban para el cancionero popular, un nuevo disco, “América canta en Salta”, pero el 7 de noviembre de 1986, desaparecida físicamente uno de los mentores del conjunto, Gilberto Vaca, el Gringo, el Coya, el amigo del Bochín y de cuanta reunión de amigos, para hacer de la amistad un culto.

                                   “Suelte la copla compadre

                                   no me le valla a aflojar

                                   que allí esta Gilberto Vaca

                                   para ayudarlo a cantar”.

Avatares de la vida, tres días antes, el 4 de noviembre, había fallecido el Nene Vaca, su hermano, integrante del duo Martínez_Vaca, quedando solo el Charango Martínez,  se integraba a Los Cantores del Alba.

Siguen sucediéndose las grabaciones y los viajes, tres veces a EEUU entre otros lugares.

En 1992, específicamente el 25 de Abril, abandona la vida terrenal Horacio Eleodoro Aguirre, creador de canciones memorables como “El que toca nunca baila”, “serenata Otoñal”, “Que nunca falte esta zamba”, “Tócamelo una chacarera”, y muchas creaciones más, en compañía de Javier Pantaleón, Campos, Vaca, José Ríos, Hugo Alarcón, José Gallardo y más.

                                   “Horacio Aguirre es su nombre

                                   Guitarrero y querendon

                                   En cada copla que canta

                                   Le florece el corazón.”

Este lugar es ocupado por Julio Argañaraz, proveniente de Las Voces del Alba, sigue la producción discográfica.

Luego por desinteligencias del grupo se hace in impasse con el nombre…. Porque las pasiones humanas son solo eso… pasiones.

Ya retomado el nombre, muere en Villa Guessel, el hombre nacido en Urundel, Pcia. De Salta, Tomás “Tutu” Campos, la última de las voces fundadoras, y primera voz.

                                   “Tomás Campos, Campos Tomás,

                                   según lo disponga usted

                                   su apellido es medianoche,

                                   su nombre el amanecer.”

Hoy el nombre de Los Cantores del Alba es posesión de Sonia Campos e hijos, que con otros integrantes siguen el derrotero de los precursores.

Entre los muchos logros de Los Cantores del Alba, se cuentan, “Mástil de Oro” en 1965, por ser el conjunto de mayor calidad interpretativa, “Limón de Oro”, revelación y consagración en el Festival Internacional de Piriapolis (R.O.U). Huéspedes de Honor de la República del Paraguay, mejor conjunto extranjero, en Inglaterra 1970, declarados patrimonio cultural de Salta en 1982. Grabaron además en España y Alemania. Varios discos de oro, más de 60 grabaciones originales hacen de este conjunto un verdadero tesoro patrimonial de esta provincia.

                                   “Mi canto no tiene dueño

                                   es de todos el cantar

                                   cuando la copla es del pueblo

                                   nadie la puede parar.”

Así de sencillos son Los Cantores del Alba… Ud. Puede tomarlo o dejarlo, pero nunca ignorarlos.

 

Dirección EDI Salta 2013: José de Guardia de Ponté
Todos los derechos reservados portaldesalta 2010/2016